Llegan a nuestra oficinas personas consumidoras que quieren reclamar a empresas ubicadas fuera de España. En el caso que la empresa estuviera dentro de algún estado miembro de la Unión Europea podremos hacer uso del desconocido CENTRO EUROPEO DEL CONSUMIDOR.

Para reclamar dentro de un país se utilizan las vías internas y propias de dicho país, pero con la globalización, internet y un aumento del número de viajes ya sean por trabajo o por ocio o de compras a través de internet, ha hecho que no solo se necesite defender los derechos las personas consumidoras dentro de los márgenes de un país sino fuera también de sus fronteras. Y para ello, fueron creados los Centros Europeos del Consumidor.

Las personas consumidoras deben saber que son oficinas públicas que brindan información, asesoramiento y asistencia gratuita a la ciudadanía que tengan dudas o problemas en ámbito de consumo con una compañía situada en un país comunitario diferente al propio. Actúan como mediador y ofrecen asistencia jurídica y lingüística.

Comentarios cerrados.

Post Navigation