Nueva normativa para incrementar la protección de las personas consumidoras. “Las comercializadoras eléctricas no podrán realizar prácticas de contratación en los domicilios”.  La contratación puerta a puerta ha quedado prohibida para realizarla con personas consumidoras de suministro doméstico.

No han sido pocas las consultas sobre  visitas en el propio domicilio de “comerciales de la compañía eléctrica”, en las que usaban todo un argumentario para que la persona acabase aceptando en el mismo instante la “oferta” ofrecida.

A veces, éstos se presentaban sin mencionar el nombre de la Compañía o con credenciales falsas, suministraban información falsa sobre el encarecimiento de la luz si no se hacía un nuevo contrato o prometían grandes descuentos para hacerse con los datos del titular cambiándoles de compañía sin saberlo  o sumarles otros productos…

Este modelo de visitas comerciales eléctricos hacía de la venta “puerta a puerta” una práctica comercial extremadamente agresiva en este sector, que ha dado lugar a numerosos engaños y que, cuanto menos, ha creado muchísima confusión, así como  un elevado número de quejas y reclamaciones entre las personas usuarias.

Ante la alarma social creada, la contratación puerta a puerta ha quedado prohibida para realizarla con personas consumidoras de suministro doméstico eléctrico, y  por tanto, se consideran prácticas fraudulentas en la actividad de comercialización, conforme a la nueva normativa.

Comentarios cerrados.

Post Navigation