En verano, también hay rebajas. A partir, del Real Decreto 2012 del comercio minorista, desaparecen las clásicas épocas de rebajas de verano e invierno y son ahora los propios comerciantes y establecimientos los que deciden cuando ponen sus productos en rebajas, sin estar sujetos a una duración máxima o mínima. No obstante, son muchos los que optan por estos períodos para hacer la campaña de rebajas en sus establecimientos comerciales.

El hecho de que un establecimiento pueda estar todo el año en rebajas, no debe conllevar el mínimo deterioro en los derechos de los consumidores.

En este sentido, desde la Unión de Consumidores de Sevilla le ofrecemos una serie de consejos para que sus compras se realicen siempre con las máximas garantías.

Comentarios cerrados.

Post Navigation