El plástico ha inundado nuestra vida cotidiana: Envases de todo tipo, bolsas, botellas, etc., podemos encontrarlos en todo tipo de productos siendo usado en forma desmedida con unas consecuencias medioambientales cada día mas graves.

Con la directiva (UE) 2019/904 del Parlamento Europeo y del Consejo de 5 de junio de 2019 se pretende, prevenir y reducir el impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente, en particular el medio acuático y en la salud humana, entre otras. Cálculos publicados de la ONU sitúan en más de 8.000.000 millones de toneladas de residuos plásticos que terminan en el mar cada año.

Los Estados Miembros prohibirán la introducción en el mercado de los productos de plástico de un solo uso como bastoncillos, platos, tenedores, cuchillos, pajitas, etc. Por esto mismo, debemos ser conscientes de la situación medioambiental actual y contribuir desde ya a ir reduciendo el consumo del plástico de un solo uso.

En nuestro día a día debemos cambiar los hábitos de uso para reducir el consumo de plásticos y buscar alternativas. Es responsabilidad tanto de las personas consumidoras, de empresas fabricantes como de la administración pública contribuir a reducir su uso para reducir el impacto medioambiental.

Comentarios cerrados.

Post Navigation